LA COPA QUE NOS HIZO GRANDES

Total visitas: 658 Visitas hoy: 44
4.9
(7)

LA COPA QUE NOS HIZO GRANDES

Paco Roig ya nos tenía acostumbrados a  demostraciones de gestión impulsiva, improvisada y poco reflexiva. Sólo así se explica cómo en Junio del 97, acepta la propuesta de Valdano “No van a quedar ni los percheros”.

Rehace el equipo dando 14 bajas y trayendo 12 nuevos futbolistas y recuperamos 2 cedidos, Albelda y Angulo.

Sólo 3 meses después despide a Jorge Valdano.

Septiembre de 1997, después de un inicio liguero decepcionante Paco Roig despide a Jorge Valdano y ficha Claudio Ranieri, le precedía la fama de entrenador duro, fuerte defensa y contraataque letal, “General Rinaldi” le llamó Paco Roig.

A las antípodas de Valdano estaba Ranieri, era imposible que le sirvieran los mismos hombres.

Esa temporada transitamos con más pena que gloria, con enfrentamientos entre Romario y Ranieri y también Burrito Ortega y Ranieri.

Pasamos la eliminatoria de copa contra el Figueres con muchos apuros, y el 30 de Noviembre con la derrota del Valencia en casa contra el Salamanca, ya no hay más paciencia, una inmensa pitada en Mestalla con el cántico unísono de “Paco Vete Ya”,  Paco Roig se vio obligado a presentar su dimisión.

“General Rinaldi” estaba llevando a cabo su revolución. Confiaba en un futbolista promesa que habíamos traído el año anterior del Racing de Avellaneda, Claudio Javier “El piojo López”, y que Valdano estuvo a punto de dejar sin ficha. Confiaba en su velocidad y confiaba en moldear al equipo. Confió en jóvenes que demostraron calidad y hambre a partes iguales: Farinós, Angulo o Mendieta.

Gaizka Mendieta, fichado del Castellón años atrás, no acababa de consolidarse en el Valencia. Jorge Valdano cortó su progresión e incluso estuvo a punto de abandonar el club en el mercado de invierno a la Real Sociedad. La llegada de Ranieri supuso un revulsivo en su carrera. Le cambió de posición y le dio el mando del equipo y no se equivocó.

Mendieta no tardaría mucho en dar la razón a Ranieri. En el mes de Diciembre, la situación del equipo era límite. Jugaban en Anoeta y en el minuto 80 salva la cabeza de su entrenador con un golazo desde fuera del área, el primero de muchos que vendrían después.

El empate de Anoeta dio paso a 4 victorias y 1 empate en los siguientes 6 partidos y llegamos al memorable partido. Uno de los que no olvidaremos nunca los que tenemos la suerte de haberlo vivido: la “reamuntada soñada”. La madre de todas las remontadas.

En Camp Nou el Valencia pierde 3-0 contra el Barça, líder de la liga con 4 puntos sobre el Real Madrid. Pero en el minuto 69 Morigi hace el primero para el Valencia. Nadie se podía imaginar que había tiempo para la remontada. Y no pasaron muchos minutos, en el 75 y el 87 dos auténticos golazos del Piojo López ponían el empate en el marcador. Cuando aún estábamos viendo la repetición del empate de Piojo (espectacular volea desde fuera del área) el realizador corta la repetición y nos muestra al Burrito Ortega encarando, otra vez, la portería del Barça. ¡Increíble! Nos frotamos los ojos. Toda la defensa corriendo detrás y picando el balón ante la salida del Ruud Hesp, Burrito Ortega marca el cuarto para el Valencia.  Barcelona 3 Valencia 4. Fin del partido.

La portada de Marca al día siguiente: “Increible remontada del Valencia QUÉ BURRADA”.

El Valencia ganó sólo 3 puntos, pero fue el inicio de un gran Valencia, de una gran rivalidad Piojo López VS Barça, que nos daría muchas alegrías en los años venideros.

El Valencia después de haber coqueteado con el descenso acabó ocupando plaza Europea, Ranieri ganó credibilidad y acabó de conformar el equipo a su estilo.

Gaizka Mendieta había evolucionado vertiginosamente. Había crecido técnicamente y su visión del juego era espectacular. Además, su asociación con el Piojo López nos reportaba muchos goles y ya había marcado uno de los goles históricos de nuestra liga en Bilbao, donde el comentarista de televisión dice: “Mendieta acaba de matar al Athletic, la afición vasca está de pie y no por castigar a su equipo, sino por reconocer a Mendieta su increíble tanto”

Ranieri había convencido al Piojo López para que levantara la cabeza y si no veía a ningún compañero (cosa que ocurría con mucha frecuencia), encarara él portería. Cualquier balón lanzado en profundidad que parecía se perdería por la línea de fondo, se convertía en una fantástica  acción de contraataque.

El resto del equipo también creció notablemente y a los jóvenes Adrian Ilie , Angulo y Farinós, se le suma Santiago Cañizares. Se estaba gestando un gran equipo.

La temporada siguiente, la 98-99, comenzó ganando  la Copa Intertoto, competición nueva que se había creado para seleccionar los últimos participantes en UEFA.

En liga fue un gran año, clasificándonos por primera vez en nuestra historia para jugar  la Champions. Grandes victorias contra el Betis (5 a 1) o el Barcelona (2 a 4). Partido en el que Piojo López daría otra más de sus grandes actuaciones con 2 goles. Incluso después de la victoria en casa del Atlético de Madrid llegamos a ser primeros en la clasificación.

El cielo lo tocamos en la Copa del Rey, pero fue un camino de espinas: Levante, Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid.

Como participante de competición Europea, el Valencia entraba directamente a la fase de octavos y le toca un derbi contra el Levante UD, con todo lo que conlleva. Un marcador global de 4-0, liquida al Levante y llegamos a cuartos de final contra el Barcelona.

Espectacular partido en Camp Nou, ganando a un gran Barcelona 2 a 3 con dos goles del Piojo López (como no, era el tormento del Barça) y otra de las obras maestras de Mendieta: volea desde fuera del área a la salida de un córner.

Espectacular partido de vuelta en Mestalla, con 2 goles más del Piojo López. En el segundo casi entra conduciendo la pelota dentro de la portería. Angulo y Mendieta completaron los goles por parte del Valencia resultado final 4 a 3.

Para que la Copa fuera más valiosa nos deparó la semifinal con el Real Madrid. El partido de ida en Mestalla queda para el recuerdo imborrable en nuestra historia, un partido que los Valencianistas grabamos en nuestra memoria, archivo que recupero cuando necesito un chute de positivismo.

Endosamos un 6-0 al Real Madrid, con 2 goles de Alain Roche, 2 del Piojo Lopez, 1 de Goran Vlaovic y 1 de Gaizca Mendieta que cerró la humillación histórica. La eliminatoria prácticamente quedó resuelta. Un 2-1 en el partido de vuelta no cambió nada, estábamos en la final.

LA FINAL, Copa del Rey 26 de Junio de 1999 , la final soñada , pocas finales se ganan de un modo tan espectacular. LA FINAL QUE NOS HIZO GRANDES.

El Atlético de Madrid no creaba nada, sólo se defendía. El Valencia atacaba y en el  minuto 23, llegó la primera maravilla. Pase atrás de Mendieta y espectacular volea de Piojo López, cantada por el periodista oficial de la TVE José Ángel de la Casa del modo más soso que podáis imaginar, junto con el madridista Michel de comentarista. A pesar del poco entusiasmo que ponían, no pudo contrarrestar la belleza del gol y nuestra euforia.

Pero si con ese gol no tuvieron bastante, 10 minutos después llegó la obra cumbre de Gaizca Mendieta. Uno de los mejores goles de la historia del fútbol, que guardamos todos en la retina y que sin duda le consagró como un futbolista de talla mundial.

Desató la locura en todo el Valencianismo. Al borde del área, de espaldas a la portería, templa un balón con el pecho, lo controla con la rodilla dejándolo caer al pie derecho, haciendo un gorro a toda la defensa Atlética que estaban encima de él. Se gira y sin dejar caer el balón fusila la portería. José Ángel de la Casa llegó a decir “qué maravilla, esto sin duda alguna encumbra a un jugador”, Michel se estiró menos: “No hay más remedio que reconocerlo, ahí hay un jugador de fútbol.”

Pero aún quedaba la fiesta final, minuto 81. Cañizares saca en largo para el Piojo López el portero del Atlético, Molina, sale a interceptar el pase, pero la velocidad del Piojo es superior y ver correr al Piojo con el balón controlado y que el portero rival, sin balón desde el centro del campo no sea capaz de alcanzarle, no tiene precio. Fue un fin de fiesta magnífico.

La mejor final que se puede soñar y fue muy grande porque fue el principio de un lustro maravilloso.

Lo mejor que nos ha pasado y que no renuncio a volver a vivir.

Por eso tomé la decisión de formar parte de los aficionados que luchan por un Valencia mejor pero de forma activa, trabajando para que eso ocurra. Asóciate a Libertad VCF y si tienes acciones, agrúpalas.

Vicente Quirós Alonso.

Te ha gustado este post?

Ayuda al autor votando este artículo

Calificación media 4.9 / 5. Número de votos: 7

De momento no hay votos. Se el primero en votar!

Denunciar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *